Guía para iniciar con la fotografía Boudoir

¿Qué es la fotografía Boudoir?

En el antiguo lenguaje francés Boudoir era una habitación o sala donde se enviaba a las mujeres que estaban como enojadas y que no eran amigables con otras personas, para que hicieran sus “pucheros” en privado.

También era un lugar para estar tranquilo, relajarse y quitarse un poco el estrés (muy recomendado en estos tiempos).

La fotografía Boudoir es lo que actualmente asociamos a las fotografías sensuales que casi siempre son tomadas en lencería.  

Este tipo de fotografía se dirige al mercado femenino, cuesta mucho ver a un hombre que quiera hacerse unas fotos de este tipo, lo más cercano que podemos ver son los que salen en "boxers" para alguna publicidad o porque son modelos.

Algunas razones por las que las personas deciden hacer una sesión de boudoir son porque algún conocido se hizo unas, porque vieron unas en línea que los inspiró, porque quieren hacer un regalo (como un regalo de bodas) o simplemente quieren un recuerdo.

Los fotógrafos que realicen Boudoir deben tener habilidades de comunicación para que el cliente comprenda lo que se desea obtener o por el contrario el fotógrafo debe entender lo que la modelo quiere expresar con las fotos.

La mayoría de los clientes que buscan este tipo de fotografía no saben de poses, nunca han hecho algo similar por lo que se debe tener paciencia para que se sientan cómodas y hacer una sesión de fotos agradable.

Estilos de fotografía Boudoir

Algunos de los estilos que podemos encontrar son

  • Vintage
  • Pin up
  • Fine Art
  • Desnudos
  • Maternidad
  • Clave baja
  • Clave alta

Si has hecho algunas sesiones de fotografía Boudoir y no tienes un portafolio, te aconsejo que lo empieces de una vez para que los futuros clientes tengan una idea de lo que ofreces.

Preparación

Debemos prepararnos bien para realizar fotografías con buen gusto y no unas que se vean simples. 

Escogeremos con tiempo el lugar, si lo haremos en una habitación, sala, hotel.

La iluminación que vamos a utilizar, si será natural, artificial o una combinación.

Tener en cuenta la hora del día para definir el tipo de luz que vamos a usar.

Pensar en accesorios para adornar la escena como espejos, sillas, jarrones.

Tener un banco o escalera para subirse y hacer tomas de plano picado o cenital.

Hacer una lista de las posibles tomas para sugerirle al cliente.

Consejos para una sesión exitosa

Desde que conoces a tu cliente debes proyectarle confianza, que va a trabajar con un profesional y no con un "Photographer" que nada más las quiere ver semidesnudas y ver que le sale.

Preguntarle si tiene algún estilo en mente sino recomendarle alguno que creas que es adecuado. 

Cuando ya sabes el estilo debes preparar todo lo necesario para lograrlo, como el maquillaje, locación, vestuario, accesorios.

En el momento de la sesión si el cliente no sabe posar, debes guiarlo tratando de no tocarlo para modificar la pose y así evitamos que se sienta incómodo.

Siempre debemos hacer una edición para mejorar las tomas hechas.

Maquillaje

Al maquillaje se le debe poner mucha atención, si no tenemos quien lo haga se le debe ofrecer al cliente un maquillista de confianza que sabemos que va a hacer un buen trabajo.

Si ellos mismos lo van a hacer, entonces recomendarle que se maquille según el estilo elegido de boudoir.

Por ejemplo si es “Pin up” decirles que se pinten los labios de color rojo. 

Lo mejor es que utilicen el que recomiendas para no fallar.

Vestimenta

Al igual que con el maquillaje el cliente debe elegir su vestimenta según el estilo definido y si no tenemos un estilo entonces la vestimenta será según con lo que se sienta a gusto. La preferida para boudoir es la lencería o conjuntos que se miren sensuales.

Consejo Pro

Tener a la mano un kit de coser, cinta adhesiva doble para moda, toallas húmedas, fijador de cabello, maquillaje con una buena paleta de colores y por último unas pantuflas para que el cliente no se ensucie los pies.  

Equipo 

El equipo no es necesario que sea el más costoso y tampoco nada especializado, con lo que uses es muy probable que sea suficiente, pero si puedes usar una DSRL o Mirrorless (sin espejo) con un objetivo preferiblemente entre 35 mm y 85 mm sería lo mejor.

El lente kit te funciona perfecto, pero con un 24-70 mm f/2.8 vas a lo seguro.

Muy importante la batería de respaldo al igual que la tarjeta de memoria.

Si tienes un trípode es bueno, pero probablemente no lo uses porque en estas sesiones el fotógrafo suele estar en constante movimiento probando diferentes ángulos. Recuerda usar tiempos de exposición cortos como 1/80s para evitar movimientos en las fotos.

Si no tienes flashes para iluminar, debes tratar de buscar lugares con buena luz natural y por lo menos adquirir un accesorio que rebote la luz.

Algunas poses para inspirarte 

Conclusión

Comúnicate con tu cliente para crear confianza, prepara todo con anticipación. No dejes nada a la suerte. 

Si puedes practicar antes con algún conocido sería genial.

Sigue aprendiendo...

Dieciséis fotógrafos que debes conocer, segunda parte.

Iphone 12 ¿Qué trae o que no trae nuevo?

Dieciséis fotógrafos que debes conocer, primera parte.

Introducción a la fotografía de producto

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>